lunes, 26 de febrero de 2018

CANICROSS, UNA NUEVA DISCIPLINA QUE SE EXTIENDE

Muchos os preguntaréis ¿Qué es el Canicross?

El Canicross es una disciplina que lleva alrededor de 15 años en España, y cada día son más los adeptos a esta disciplina deportiva; si, como  escucháis, es una  disciplina deportiva que depende de la Federación de Deportes de Invierno. En toda Europa el Canicross tiene una gran afición,  hasta tal punto que cuenta con una Federación propia, realiza importantes campeonatos dedicados exclusivamente a esta modalidad donde podemos observar un nivel competitivo altísimo.

¿En qué consiste?

El Canicross  consiste en correr con un perro atado a la cintura con un cinturón y una línea de tiro que va hasta el arnés del perro.  Por lo general se practica sobre tierra, y de forma ocasional se puede practicar sobre nieve, corriendo este caso con raquetas si es nieve blanda o con zapatillas si es dura.


El principal atractivo de esta disciplina consiste en la relación: "binomio hombre-perro", lo que permite, además  de disfrutar de la naturaleza en compañía de un buen amigo, estrechar la relación con nuestro perro,  podemos destacar también que esta modalidad aporta un valor añadido a los  amantes de los perros y  además aficionados al mundo de las carreras de montaña.

Para practicarlo sólo necesitaremos de un arnés especial de tiro para el perro (no son válidos los arneses de paseo), una línea de tiro con amortiguador y un cinturón de canicross, que será ancho para proteger la espalda del corredor de los tirones del perro.

Las carreras de canicross se suelen realizan por tierra y son muy similares a las carreras de montaña, aunque la distancia es menor (de 5 a 10 km. habitualmente) y el terreno suele ser menos accidentado y por ende con menos desniveles. Las clasificaciones son las habituales en cualquier carrera popular (por edad y sexo).

En estas pruebas, está totalmente prohibido que el perro corra detrás del guía, dar tirones y por supuesto cualquier tipo de maltrato físico o verbal al perro, siendo sancionado el corredor que lo incumpla, por lo tanto, el respeto al perro debe ser máximo.

¿Son todos los perros aptos para practicar el canicross?

En principio sí, cualquier perro sano con más de 1 año es apto para practicar canicross, tanto en entrenamiento como en competición, independientemente de su raza o tamaño.  Sin embargo, si somos corredores habituales o profesionales, lo recomendable  es que sean perros de tamaño medio-grande, de entre 20 y 35 kg.; ya que, de esta manera podremos aprovechar realmente las ventajas de correr tirado por el perro.

No obstante, si tuviéramos que elegir un perro para competir, sería recomendable optar por los perros de caza de tamaño grande, como por ejemplo los bracos, ya que combinan perfectamente velocidad y resistencia. Otros perros, que compiten a un buen nivel son los perros nórdicos, preferiblemente el Husky Siberiano o mezclas de esta raza, teniendo en cuenta que, estos últimos, pueden tener dificultades cuando la temperatura ambiental es más elevada.

¿Qué precauciones se deben tomar antes de dedicarnos a la práctica del canicross?

Antes de decidir dedicarnos a la práctica del canicross, se debe pensar en tanto en nuestra copndición física, como en la de nuestro perro. No se debe olvidar que el perro es un animal tan fiel que, por el simple hecho de seguir corriendo junto a su guía, puede llegar a extremos físicos que le pueden perjudicar seriamente.

Por tal motivo, así como el corredor pasa su correspondiente reconocimiento médico, nuestro perro también deberá pasar por el veterinario para comprobar su estado físico y descartar posibles afecciones.

Una vez que empecemos a entrenar, se deberán seguir los mismos principios de progresión que aplicamos con nosotros; no se deberá comenzar corriendo 20 km. el primer día  porque nuestro compañero acabará desfallecido.

Otro factor importante a tener en cuenta, es la edad del animal. A nivel competitivo es necesario que tenga como mínimo un año y a nivel de entrenamiento aunque se puede empezar a correr, dos o tres meses antes, siempre se hará sobre distancias muy cortas y ritmos lentos

Especial precaución debemos tener con la temperatura. Los efectos de las altas temperaturas, y en el caso del perro hablamos de más de 20º, pueden llegar a ser fatales. Debemos, por tanto, evitar a toda costa correr con más de 20º  (las competiciones se limitan a partir de este punto) para evitar problemas mayores. 

Y,  como ya se ha mencionado, es importante, correr con el equipo adecuado, especialmente el arnés del perro, deberá ser el adecuado a fin de evitar rozaduras y que distribuye el esfuerzo a lo largo de la espalda del animal; igualmente, el cinturón para el guía, deberá evitar presiones innecesarias en la espalda.

formacion activa profesional, www.formacionactivaprofesional.com

0 comentarios:

Publicar un comentario