lunes, 7 de mayo de 2018

TERAPIA INHALATORIA. ADMINISTRACIÓN Y CUIDADOS




La aerosolterapia es una forma de inhaloterapia en la que un fármaco se administra directamente a su lugar de acción, lo que permite el empleo de dosis menores y proporciona una respuesta terapéutica más rápida y en general con menos efectos sistémicos.

OBEJTIVOS:
-          Adquirir los conocimientos necesarios para preparar y administrar adecuadamente la medicación prescrita por vía inhalatoria.

-           Manejo correcto, adecuado y seguro de los fármacos inhalados y educación sanitaria para el manejo por el propio paciente


PRECAUCIONES:

-          Seguir los 5 principios de la administración de medicación.

-          Si se va a utilizar nebulizador no poner en contacto el material con grasas y aceites, ya que el oxígeno es un comburente enérgico.

-          Comprobar que el paciente, la medicación, la hora, la vía de administración y la dosis son los establecidos en la prescripción médica.

-          Verificar la no existencia de alergias al medicamento a administrar.

-          Facilitar una cámara de inhalación a los pacientes que tengan dificultad para realizar la técnica.

-          Colaborar con el paciente en la realización de la técnica en función de su autonomía.

-          Si se administra más de un inhalador se debe hacer en el siguiente orden:
  • Broncodilatadores: Salmeterol (Reglan, Betamican, Serevent, Inaspir),  Salbutamol (Ventolín), Terbutalina (Terbasmin).
  • Anticolinérgicos: Bromuro de ipratropio (Atrovent).
  • Corticoides: Propionato de fluticasona (Flixotide, Inalacor, Trialona), Budesonida (Pulmicor).

 Esta secuencia permitirá la apertura del bronquio y que la medicación administrada sea más efectiva.

*En pacientes que requieren la administración en nebulizador del salbutamol (Ventolín) y bromuro de ipratropio (Atrovent), se recomiendan asociarlos en la misma cazoleta ya que tienen mayor efecto que el de ambos de forma aislada.

INHALADOR PRESURIZADO CONVENCIONAL. MODO DE EMPLEO:

  1. Higiene de manos.
  2. Sostener el inhalador entre los dedos índice y pulgar en posición vertical (con la boquilla en la parte inferior) y agitar vigorosamente.
  3. Destapar el cartucho.
  4. Si es la primera vez que se usa o si lleva al menos una semana sin usar, liberar una dosis al aire.
  5. Indicar al paciente que expulse el aire lenta y profundamente.
  6. Colocar la boquilla entre los dientes (sin morderlo), cerrando los labios sobre el dispositivo, con la lengua en el suelo de la boca.
  7. Una vez iniciada la inspiración presionar el cartucho una sola vez y seguir inspirando lenta y profundamente hasta llenar totalmente los pulmones. Es muy importante que se efectúe la pulsación después de haber iniciado la inspiración.
  8. Retirar el inhalador de la boca y contener la respiración al menos durante 10 segundos.
  9. Si necesita otra dosis de este u otro aerosol esperar al menos 1 minuto y repetir los pasos anteriores.
  10. Al acabar, poner siempre la cubierta protectora.



PRECAUCIONES:
-          Utilizar guantes si se va a tener contacto con secreciones respiratorias u objetos contaminados por las mismas.

-          Usar para la nebulización líquidos estériles y administrarlos de forma aséptica.
-          Entre tratamientos del mismo paciente, usar los nebulizadores desechables, limpiar mascarillas y pipas con detergente y aclarar con agua (existe recomendación de realizar desinfección de alto nivel si es posible), secar cuidadosamente, evitando materiales que dejen residuos y guardar en bolsa de papel o plástico no cerrada herméticamente.

-          Vigilar que el micro nebulizador contenga líquido mientras dura su tratamiento.

-          La limpieza de los cartuchos presurizados debe realizarse extrayendo el cartucho y limpiando con agua y detergente suave el contenedor de plástico y enjuagándolo abundantemente para posteriormente secarlo con cuidado (evitar que quede agua en la base de la válvula), situando de nuevo el cartucho en el contenedor.

-          Los dispositivos de polvo seco nunca deben de limpiarse con agua, sino con un paño sin pelusa o papel seco.

-          Como sistema de soporte para mejorar la eficacia de los inhaladores presurizados se pueden utilizar las cámaras espaciadoras.

-          Enjuagar la boca, sin tragar agua, tras la administración, fundamentalmente si se usan corticoides.

-          No dejar solo al paciente si no tiene experiencia previa o no es capaz de realizar la técnica correctamente.

-          Los inhaladores de polvo seco no son utilizables en pacientes sometidos a ventilación mecánica.

EDUCACIÓN:
-          Mostrar al paciente todo el equipo, explicándole cada una de las partes del mismo.

-          Explicarle la forma correcta de tomar el aerosol.

-          Advertir al paciente que es imprescindible que respire por la boca.

-          Instruirle sobre la necesidad de que realice higiene bucal una vez terminada la sesión de aerosolterapia.

-          Instruir al paciente para que conozca cuando el inhalador está agotado y debe ser repuesto.

-          Adiestrarle, si puede realizarlo, en la correcta limpieza del equipo (lavado con agua y jabón, aclarado abundante y secado escrupuloso).

Bibliografía:

PROTOCOLO DE TERAPIA INHALATORIA. Ed.2, 2013. H. El Escorial




0 comentarios:

Publicar un comentario