lunes, 4 de junio de 2018

OBJETIVOS DE LA EDUCACIÓN INFANTIL



El ser humano recorre desde su nacimiento un largo y complejo camino de construcción y maduración psico-biológica. El recién nacido es un ser lleno de potencialidades que van a necesitar de un medio rico y estimulante para poderlas desarrollar.

Así, el conjunto de adquisiciones que tienen lugar en esta primera etapa de desarrollo y que se prolonga, con entidad y personalidad propia, hasta la etapa de educación básica obligatoria, es lo que denominamos “Educación Infantil”.


La Educación Infantil tiene un lugar preferente y fundamental en el propio seno familiar, de tal manera que es desde y a través de la propia familia, que se producen las primeras adquisiciones educativas.

Sin embargo, también existen numerosas instituciones dedicadas a optimizar el desarrollo psicosocial del niño menor de 6 años.

La Educación Infantil constituye el primer peldaño del largo proceso que es la formación del ser humano. Es, en consecuencia, la base sobre la que han de sustentarse las posteriores adquisiciones y el aprendizaje.

Por tanto, los déficit educativos en esta etapa inicial serán origen de fracasos posteriores o de dificultades en su desarrollo.

Los objetivos fundamentales de la Educación Infantil son:

1)   Potenciar el desarrollo armónico de la personalidad del niño menor de 6 años.
2)   Proporcionar un medio estimulador que favorezca el crecimiento físico, intelectual, afectivo y social.
3)   Favorecer las relaciones interpersonales satisfactorias entre niños y adultos.
4)   Integrar a la familia en la acción educativa que se intenta desarrollar.
5)   Proporcionar la asistencia adecuada en lo referente a salud e higiene infantil.
6)   Prevenir déficits mediante una atención específica a los procesos de desarrollo individual.
7)   Considerar al niño como un sujeto activo y agente de su propia educación, fomentando, a través de su actividad, el conocimiento y dominio del entorno físico y social.
8)   Desarrollar la capacidad de comunicación y expresión infantil.
9)   Comprender las posibles desigualdades que el ambiente de origen puede producir en los niños.
10) Realizar el seguimiento y control de los procesos madurativos y del desarrollo físico, psicológico, emocional y social del niño en las diferentes etapas.

Joaquín Tesón.


0 comentarios:

Publicar un comentario