miércoles, 19 de septiembre de 2018

NORMAS GENERALES DE LA ALIMENTACIÓN




Las reglas generales con las que se puede alimentar a un niño de cualquier edad de una manera natural y simple en condiciones de normalidad son:
 
   Respetar el apetito del niño y las variaciones fisiológicas que pueda presentar del mismo, pero sin admitir la elección de los alimentos y horario a su capricho, ni tampoco los regímenes estrictos a las horas y pesos exactos.

   El niño sabe instintivamente la cantidad de alimento que su cuerpo necesita. Exceptuando el caso de que la falta de apetito sea crónica o esté acompañada de palidez y aspecto de desnutrición.

   La alimentación ha de ser variada y completa, es decir, que después de la lactancia debe intervenir en la alimentación gran variedad de alimentos, preferentemente con una periodicidad semanal.

   Se deberá procurar que la alimentación sea equilibrada, esto es, que dentro de la variedad intervengan en ella principalmente alimentos ricos en hidratos de carbono, grasas, proteínas en las proporciones justas, así como vitaminas, minerales y agua.

   La alimentación deberá adaptarse a la capacidad digestiva del niño. Hacia los 4 años aproximadamente puede comer lo mismo que el adulto, pero es aconsejable prescindir de especias y salazón.

Joaquín Tesón.


0 comentarios:

Publicar un comentario