lunes, 26 de febrero de 2018

EL AMBIENTE FAMILIAR


La educación es un proceso abierto en cada persona, dura lo que su vida.
La familia es el primer ambiente donde la persona percibe por primera vez una serie de influencias que van a permitirle o no un desarrollo normal.

Fundamentalmente realiza dos funciones primordiales, por un lado asegurar la supervivencia física del recién nacido, y por otro, educar a los hijos proporcionándoles un ambiente afectivo y cálido.


Cada familia ofrece a sus hijos, a través de sus actuaciones, consejos, hábitos, actitudes, etc. características concretas y diferentes desde el punto de vista educativo.

Cuando el  niño llega por primera vez a la escuela ha recibido muchos tipos de influencias, positivas, negativas y a veces contradictorias de su ambiente familiar. Es decir, el ambiente familiar va dejando una huella que tiene sus repercusiones educativas y que son distintas de un niño a otro.

En general, el clima que debe respirar el niño será abierto, para que le proporcione las posibilidades de manifestarse y comunicarse con libertad, evitando un ambiente demasiado frío y autoritario.

Las condiciones de vida del hombre actual constituyen una fuerte dificultad para que se dé este clima abierto entre padres e hijos. Sobre todo la televisión se ha convertido en el centro del hogar y las conversaciones familiares quedan postergadas en función de cualquier programa o película.

Todo ello provoca cada vez más un distanciamiento emotivo entre padres e hijos. No hay que olvidar que el hijo necesita estar con los padres, sentir su presencia amorosa, su seguridad adulta, su cariño… Esto le proporcionará las bases para un buen desarrollo psíquico.

formacion activa profesional, www.formacionactivaprofesional.com

 Joaquín Tesón.

0 comentarios:

Publicar un comentario